Make your own free website on Tripod.com

INMOVILIZACIÓN CERVICAL.

CONCEPTO.

Mecanismo mediante el cual se lleva a cabo la inmovilización del cuello, o más

específicamente de la columna cervical, con el objeto de prevenir lesiones en la

médula espinal a ese nivel.

INDICACIONES.

Se realizará inmovilización cervical a todo traumatizado grave, inconsciente, o con

lesiones a nivel supraclavicular. La inmovilización cervical se debe mantener hasta que

se descarten lesiones a dicho nivel mediante radiología.

TÉCNICA.

Existen algunos mecanismos para inmovilizar el cuello mientras se cuenta con un

collarín o tablas de inmovilización cervical;

Si solo hay un interviniente, debe colocarse al paciente en decúbito supino,

manteniendo en todo momento la cabeza alineada con el resto del cuerpo mediante

tracción.

Si hay dos intervinientes, se puede inmovilizar la cabeza del herido improvisando un

collarín;

Doblar un periódico formando una tira rígida de unos diez centímetros de ancho.

Rodearla con un paño triangular que sobresalga a ambos lados de la tira de periódico

a fin que ésta se pueda atar alrededor del cuello del herido.

Uno de los socorristas sostiene firmemente la cabeza del herido y el otro coloca el

collarín atando el paño por delante, sin oprimir el cuello.

PRECAUCIONES ESPECIALES.

Lo más importante a tener en cuenta en este apartado es que nunca se debe movilizar

a un traumatizado sin antes realizar la inmovilización cervical con la técnica adecuada.

RESULTADOS ESPERADOS.

Se espera que con la práctica correcta de la inmovilización cervical en los casos

requeridos, se prevengan lesiones o la progresión de las mismas ocurridas a nivel de

médula espinal cervical.