Make your own free website on Tripod.com

Cómo detener un sangrado o hemorragia


¿Siempre es grave un sangrado?
Siempre tenga en mente que la hemorragia debe ser detenida cuanto antes, pues la pérdida excesiva de sangre puede conducir a un estado de choque en el que el paciente sufre de presión sanguínea muy baja (hipotensión), pierde la conciencia y, si no se actúa rápidamente, corre el riesgo de morir.


Images Copyright® 2000 PhotoDisc, Inc.
Figura 1

¿Entonces qué debo hacer?
1.
Acueste al herido con la cabeza un poco más abajo que el tronco o con las piernas elevadas. Esta posición evita que se debilite el fluido sanguíneo hacia el cerebro. Al mismo tiempo, si es posible, eleve el lugar de la herida. Por ejemplo, si la herida se ha presentado en una mano, haga que el afectado la levante por encima de la altura del corazón, de manera que se reduzca el flujo sanguíneo hacia la zona herida (figura 1).

2. Retire de la herida cualquier material que la exponga al mugre como, por ejemplo, escombros o polvo. Si la herida fue causada por un objeto que penetró la piel y se encuentra allí, no lo retire. Es más, no toque esta zona ni trate de limpiarla. Concéntrese en detener el flujo sanguíneo y lleve al herido de inmediato a un hospital.


Images Copyright® 2000 PhotoDisc, Inc.
Figura 2

3. Si la herida no aloja ningún objeto extraño, haga presión sobre ella valiéndose de una gasa estéril, un trozo de algodón limpio o una pieza de ropa. Si no dispone de nada de esto, utilice la mano (figura 2).

4. Mantenga la presión hasta que la hemorragia se detenga. Luego, cubra la herida suavemente con una pieza de algodón y péguela a la piel con esparadrapo. Si no tiene otra cosa, hágalo con una pieza de ropa limpia (figura 3).


Figura 3


5.
Si el sangrado continúa y la sangre empapa el paño que está utilizando, no lo retire. Ponga más material absorbente.

6. Si aun así la sangre continúa fluyendo, haga presión sobre la arteria que irriga la parte del cuerpo que ha sido lesionada, como se muestra en la ilustración, con el fin de reducir el flujo sanguíneo hacia esa zona del cuerpo.

7. Una vez se detenga el sangrado, cubra la herida e inmovilice la parte del cuerpo que ha sido lesionada. Enseguida, lleve al herido a un hospital o centro de salud donde puedan verificar su condición.

¿Cómo sé qué tipo de lesiones puedo manejar en la casa, sin acudir al médico?
El sangrado puede darse por cortadas pequeñas, golpes fuertes, pinchazos, lesiones de los tejidos blandos (piel y músculos) y heridas en las regiones torácica y abdominal. Las tres primeras no suelen requerir atención médica. Las otras dos sí y ¡URGENTEMENTE!

Las lesiones de tejidos blandos que generan sangrado abundante son, principalmente, los golpes fuertes, laceraciones que dan lugar a cortadas grandes, las heridas que desprenden la piel de tejidos subcutáneos y los accidentes en los cuales un fragmento de piel es retirado del cuerpo.

Las heridas torácicas y abdominales son consideradas graves. La mejor manera de ayudar a alguien con una herida de este tipo es acostándolo boca arriba. Si ningún órgano sale a través de la herida, utilice un paño de algodón limpio para presionar y detener el sangrado. Deje sobre la herida el paño empleado. Si algún órgano sobresale por la herida, no trate de reposicionarlo. Cúbralo con un paño limpio, aplique una muy ligera presión sobre la herida para detener la hemorragia. Llame de inmediato una ambulancia.